UNA LUZ SIN BORDE de Milagros Abalo

“La pena se sienta en los hombros, no hay blindaje posible.
Ni puertas ni ventanas nos protegen cuando alguien falta”.

Para venta directa y envíos por correo escribir a mundanaediciones@gmail.com